Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate / search

Elsa Basil

Por Cristiana Berrios, Fotografía Ernesto Hellmund
Cálidos acordes de guitarra, letras introspectivas y pinceladas vibrantes hacen de Elsa la artista que es, genuina, real y capaz de conectarse con su público. Nacida en el seno de una familia talentosa, aprendió a expresarse a temprana edad y ha usado los años para desarrollar su estilo distintivo que hoy en día es evidente.
“Mi padre fue pintor, estudió en Bellas Artes de Argentina, así que crecí inmersa en el arte, teatro, poesía y música”, dice, “realmente estoy dedicada a esto”.
El primer disco de Elsa, Crónica, fue lanzado en el 2006. Cada una de las 12 canciones contenidas en él fueron escritas con la honestidad, espontaneidad y carisma que la caracterizan. Es un disco lleno de historias reales y cargadas de sentimientos. Su primera producción fue un éxito y el conservar sus raíces le resultó bastante provechoso a Elsa, ya que logró la popularidad no sólo en Nicaragua sino también en Costa Rica.
Luego del éxito alcanzado con Crónica, Elsa está preparando una nueva producción que se lanzará en este 2009. Actualmente se están realizando los arreglos de los temas en Costa Rica y las canciones incluidas en él como ‘Rosa Dolores’ ya se pueden escuchar en sus conciertos. Además de ser una de las cantautoras favoritas del país, Elsa descubrió en el 2005 que también tenía talento para la pintura.

“Cuando falleció mi padre sentí la necesidad de recordarlo a través de la pintura. Me paré frente al caballete y pinté algo super abstracto”, recuerda.
Después de esa experiencia se dió cuenta que tenía talento para la pintura, por lo que también se dedicó a leer y a descubrir distintas técnicas. Recuerda claramente sus inicios cuando pintaba frutas, flores y básicamente cualquier objeto que tuviera en frente. Eventualmente encontró una técnica apropiada para ella y desarrolló su estilo propio, pero aún disfruta experimentar con una variedad de materiales. El acrílico es uno de sus favoritos, mayormente por la vivacidad y contraste de sus colores.
Las paredes de su casa están llenas de pinturas de su padre, pero muy poco de las suyas. Algunos de sus primeros trabajos han sido vendidos, pero continúa trabajando para nivelar su pintura con su música. Quizá pronto más trabajos suyos logren tomar un puesto al lado de los de su padre.

Leave a comment