Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate / search

Shantall Lacayo – Diseñadora de modas

Por Emilia Mason y Jonathan Jackson. Fotografía: Flor Marenco

La musa original de la entonces aspirante a fashionista de 5 años, era la Barbie de Shantall Lacayo, fue la primera en tener un armario lleno de los trajes únicos y exclusivos de la talentosa diseñadora de modas y era, sin duda, la envidia de todas las muñecas en Managua. Veinte años más tarde, continuando con la misma pasión que la llevó a diseñar ropa de muñecas con cualquier pedazo de tela que podía encontrar, Shantall Lacayo se ha convertido en el sinónimo de la moda nicaragüense. Actualmente residiendo en Buenos Aires, después de una presentación exitosa en su ciudad natal de su última colección “Óleos sobre tela”, que muestra las pinturas de artistas nicaragüenses interpretadas a través de sus diseños originales, Lacayo tiene su vista puesta en el rediseño de la percepción de la moda de Nicaragua.

¿De dónde viene tu amor por la moda? ¿Y cuándo decidiste convertirte en diseñadora y hacer de esto tu profesión?

Desde que tenía 5 años, recuerdo que mi abuela me llevaba al Centro Comercial Managua para comprar pequeños trozos de tela y yo cosía cosas para mis muñecas y Barbies. Ha sido mi verdadera pasión. Es lo que más amo… bueno, mi madre es lo primero, pero siempre me ha gustado el diseño de la ropa y desde que tenía 14, 13 supe lo que yo quería ser. Pero la cosa es que la carrera de diseñador de modas no existía aquí en Nicaragua. Mi madre era una madre soltera y no tengo una relación con mi padre, y cuando terminé la escuela secundaria no tenía el dinero para ir a Nueva York o ir a otro lugar para estudiar diseño de modas. Pero yo tenía mi visión de lo que quería hacer en el futuro, así que decidí estudiar marketing porque sabía que me iba a ayudar, así que estudié eso durante 5 años en la UAM.

Entonces, ¿cuándo es que Buenos Aires entra en escena?

Cuando terminé la escuela secundaria y comencé la universidad empecé a trabajar con mi primera costurera, vendiendo ropa con ella. Cuando terminé la universidad tuve el dinero para estudiar lo que quería. En Diciembre de 2007 fui a Buenos Aires para ver cómo era el diseño allá, porque un amigo mío iba. Comencé a investigar sobre el país y descubrí que no era tan caro como en Nueva York o en Brasil, pero que en el diseño era muy bueno. Decidí ir, pero yo no quería dejar lo que había hecho durante los últimos 5 años de mi vida. En ese momento habían 3 personas trabajando para mí que tenían casas y puestos de trabajo y yo no quería llegar y decirles: “Me voy” y eso es todo. Así que le dije a mi mamá que seguiríamos trabajando juntas. Aprendí a dibujar con la computadora para poder enviar el trabajo a Nicaragua, mientras yo estaba estudiando en Buenos Aires, y mi mamá se encargaba de las relaciones con los clientes.

El primer año en Buenos Aires fue para aprender sobre la historia del diseño de moda y luego en el segundo año aprendimos sobre la creación de tejidos, sobre el uso de modelos y técnicas sobre tela para crear texturas. Estoy tan feliz porque estudié lo que estudié, porque abrí mi mente y aprendí muchas cosas que nunca imaginé que podía aprender.

¿Tus conocimientos en mercadeo te han ayudado como diseñadora?

Bueno, tengo amigos en el diseño de moda aquí y en Buenos Aires y creo que si me preguntas cuál es la diferencia entre ellos y yo, no se trata de quién es mejor o peor, es que en mi caso, tengo otra visión del diseño, ya que estudié mercadeo. Me encanta el diseño, me encanta que mis piezas pueden ser diferentes y muy locas, pero yo no podía dejar de pensar siempre en el mercadeo, en el crecimiento de mi empresa. Tengo algunos amigos que están contentos sólo porque tienen un artículo en una revista, o ganaron un concurso o han hecho un desfile de moda. Y yo siento que si querés crecer no podés estar satisfecho con sólo eso. Tenés que trabajar y crear y hay que tratar de pensar siempre en vender. Siempre estoy pensando que a la gente le tiene que gustar y que la gente tiene que quererlo, porque si la gente no lo quiere o no le gusta sólo va a estar allí.

¿De dónde surgió la idea para tu desfile de modas Óleos Sobre Telas?

Cuando empecé a aprender a hacer mis propias telas con mis propios diseños, empecé a pensar en los pintores. Empecé a pensar en que aquí tenemos pintores muy buenos. Sé que hay muchas personas que conocen a muchos de los pintores de Nicaragua y los valoran mucho. Pero hay muchos jóvenes que no saben nada acerca de los pintores de Nicaragua. Así que pensé que podría ser una buena idea, podría ser algo muy cultural, trabajar con los pintores para abrir las mentes de los jóvenes y hacerles saber más acerca de nuestros pintores. Creo que es maravilloso. Me refiero a Denis Núñez, Ernesto Cuadra, todos ellos son increíbles y estoy muy contenta de haber trabajado con ellos.

¿Creés que has encontrado tu esencia como diseñadora?

Tengo mi estilo, el corte de los vestidos, las faldas, de todo, pero no he encontrado la esencia. Me gustaría que fuera algo inspirado en mi país. Tal vez los pintores de mi Nicaragua, o tal vez la Costa Atlántica, o tal vez de nuestra fauna, quizá nuestra flora. Antes, yo solía inspirarme en lo que era nuevo en la alfombra roja y me gustaría ver y cambiar mi estilo un poco. Pero ahora creo que como diseñadora es necesario tener algo de inspiración en tu cultura. Roberto Cavalli, es reconocido por su estilo y eso es lo que cada diseñador tiene. Quiero que la gente vea que Nicaragua siempre está en mis diseños. Si voy a producir algo, vendrá de aquí. Quiero que se conozca como un producto de aquí. No quiero ser conocida como una diseñadora que vive en Buenos Aires, quiero ser conocida como una diseñadora de Nicaragua, una marca de nicaragüenses que abre una tienda en Buenos Aires como una franquicia. Bueno, esa es la idea pero para hacerlo hay un camino largo por recorrer.

En la universidad hice mi tésis sobre por qué los grandes almacenes no venden ropa de diseñadores nacionales para ayudarlos y que el país produzca más. Entrevisté a mucha gente de las tiendas y me dijeron que el problema era con los diseñadores y los clientes. El problema con los diseñadores es que no tenían la cantidad o la calidad de la tela. Y el otro problema es que tenés un vestido que se hace aquí y otro que se hace en Hong Kong o incluso Panamá, y los clientes dicen: “¿Por qué voy a pagar por algo hecho aquí (en Nicaragua), cuando puedo conseguir Tommy o ‘X marca’ por el mismo precio?” Así que eso es lo que tenemos que cambiar. Estoy tratando de cambiar la percepción de la gente, así podrán ver un vestido (de un diseñador nicaragüense) y sabrán que Benetton no lo va a vender, Tommy no lo va a vender, Kami, en el segundo piso de Galerías no lo va a vender, pero todavía van a querer el vestido. Eso es lo que estoy tratando de hacer.

¿Algún consejo para los jóvenes que tienen sueños, pero sienten que aquí en Nicaragua no podrían ser capaces de hacerlos realidad?

Lo que les diría es que tienen que luchar y luchar y luchar, porque pueden hacerlo. Gracias a Dios, soy alguien que aprendió, estudió y tuvo una buena educación, pero todo lo que he conseguido hasta ahora no fue cuestión de suerte o simplemente por los contactos y la gente que me ayudó. Estoy aquí haciendo lo que estoy haciendo y he conseguido lo que estoy haciendo porque he trabajado muy duro. Incluso hay personas de mi familia que me dijeron que era una tontería ser una diseñadora de modas. Gracias a Dios mi mamá siempre me apoyó. A veces la gente cree que te está ayudando a no cometer un error y perder dinero y tiempo, pero cuando querés algo con todo tu corazón, hay que luchar por ello, no importa qué. Y si lo intentás y subís y bajás y subís y bajás, tarde o temprano tendrá que salirte bien. Esa es la forma en que estoy viviendo en Buenos Aires, sube y baja, pero así es como es. Tenemos que seguir soñando … yo tenía que estudiar algo más antes de tener la posibilidad y la oportunidad de aprender lo que me gusta realmente, pero nunca he perdido mi visión.

Comments

Gina

Esta chavala me inspira, adelante!

Andrea Roa

Shantall Lacayo, you are a hero ?

Andrea Roa

Your work is very inspiring, I really admire your courage to follow your dreams, sending you a lot of love from a Nicaraguan painter in the U.S.

Gabby

Shantall, I met you at a young age and saw how unique you are as a person and artist. You are a strong, intelligent woman with a will and a dream, nothing can stop you now!! I am so happy you have come so far and look forward to keeping track of your career years to come. Muchos Abrazos y Saludos desde San Juan del Sur – Your English teacher from Ave =) Gabby

nancy rojas

me encantan tus diseños me gustaria saber si tienes un lugar como una tienda donde pueda ir pa comprarte un diseño!!! sigue adelante porq vas muy bien

nancy rojas

hola shanti te dejo mi correo pa que me puedas decir como te contacto pa poder comprarte algun diseño me gustari tener algo de tu coleccion en mi guardaropa….bye cuidtaae…

Brenda

Quiero decirles a todos que los diseños de Shantall son uncos y exclusivos, que son diferentes, y con la felixibilidad de hacerlos a tu gusto. Que son de diferentes motivos, telas, colores y texturas, para diario, elegante, casual, playa olo que quieras verte siempre unico y diferente.
Exitos Shantall suge adelante con tu estrella que cada dia brilla mas..!!Sos un orgullo de Nicaragua y te queremos por tu arduo trabajo, empeño y dedicacion! Mucha suerte!!

hercilia

Shantall !!!!!! ERES UNICA!!!!!!!! en tus diseños,solo tengo once años y me gustaria ser como tu ser una diseñadora que triunfa.Por ser positiva siempre lograras mas sigue representando a NICARAGUA!!

Leave a comment