Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate / search

Corn Island

Fotos por Jakub Okon Kuba Okon Photography Facebook

Las aguas de Big Corn: los colores caribeños con los que la gente sueña. Esto es lo que llamó mi atención.

Viaje por tierra: El bus nocturno hacia El Rama. Sale de Managua a las 9:30 p.m., tambaleándose en su camino hacia los muelles de El Rama. Poder dormir en el bus resulta bastante difícil. Llegamos a El Rama a las 3:00 a.m.

La panga El Rama – Bluefields sale a las 6:00 a.m. Hay una gran fila para comprar los pasajes, está lloviendo, y estoy bastante golpeado por la falta de sueño. Los oficiales militares aquí en la patrulla de drogas están visiblemente mucho más felices que yo.

La panga repleta por fin sale del muelle. Estoy sentado al lado de mi nuevo vecino, el pollo. A medio camino, la panga se friega – una falla del motor. También llovizna un poco durante la mayor parte de este tramo del viaje. El pollo y yo no nos asustamos.

No hay señal de celular por aquí, así que estamos atascados esperando por unas horas. Finalmente, otra panga llega y todos nos pasamos en medio del río. Aún no he dormido.

Después de 5 horas (en vez de 2), finalmente llegamos a Bluefields. Al menos ya no estoy más en un trecho lluvioso de la jungla…

Me dirijo al puerto, donde veo algunos niños pescando. La creciente multitud ya está lista para irse.

Me han dicho que tengo dos opciones: puedo tomar un barco más pequeño (que sale pronto, a las 9:00 a.m.), o puedo esperar a que el barco más grande salga. Estoy a punto de salir al mar abierto. El barco grande suena más sabio, pero el problema es que nadie sabe cuando va a salir. Podría tomar un tiempo.

Decido que estoy muy cansado como para esperar por la seguridad, así que salto en la pequeña panga. Está hasta la pata, con tanta gente y tantas cosas que parece estar a punto de hundirse. Todos nos tenemos que bajar para que la panga puede ser re-acomodada, y así todos quepamos. Entonces, FINALMENTE estamos listos para salir.

Voy de pie en este viaje – un viaje de 5 horas. El mar está bastante peligroso y el barco rebota por todo el lugar. Grandes olas golpean la proa y mojan a cada uno a bordo. Varias personas vomitan. De manera intermitente, el cielo lanza un poco de lluvia. Está empapado y no estoy indeciso sobre sacar mi cámara. Me distraigo con en el reloj de oro de mi vecino. Pimp.

Big Corn Island: Bienvenido al paraíso

Desayuno: El desayuno de hoy es pescado recién capturado.

Mechas de oro: Este pescador está pintando su barco a la luz de la puesta del sol.

Perdido en sus pensamientos.

La gente de Corn Island es amable. Los niños pasan mucho tiempo jugando en el agua.

La vida de la isla gira en torno a la playa, y está marcada por el color.

Uno de los muchos pescadores de Big Corn, pensando detenido en su puerta.

Se me ocurrió captar un bautismo en la isla, es un asunto de la comunidad. Este es un lugar paradisíaco.

Retratos de niños de Big Corn, inspirado por el color y la energía.

Tomo un avión de regreso a Managua. Es un vuelo rápido, y tiene unas vistas estupendas de la tierra de lagos y volcanes.

¡Qué viaje!

Leave a comment