Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate / search

MGA-LAB

Por Jonathan Jackson

La comunidad indígena de Monimbó, ubicada en la parte sur de Masaya, tiene una larga historia de tradición. Es un pueblo conocido por su compromiso con el arte, los talleres artesanales pueden ser encontrados en cada una de las casas de la comunidad. También son gente conocida por su fortaleza, el espíritu de Monimbó ha perseverado desde la conquista española cuando William Walker intentó apoderarse de Nicaragua en el siglo XX y más recientemente, en 1978, cuando fue el escenario de uno de los primeros levantamientos contra el régimen somocista.

A pesar de todo, Monimbó ha mantenido su rica historia artesanal y técnica a través de generaciones. Es conocida por sus diferentes tipos de artesanías incluyendo hamacas, muebles, cerámicas y por supuesto el cuero. Si preguntás en Masaya dónde se forja el mejor cuero, lo más seguro es que te refieran a Talabartería Gertulio Alemán Soza (GAS) en Monimbó. GAS cuenta con un equipo conformado por los mejores y más exprimentados artesanos de cuero que trabajan en conjunto a una generación más joven pero no menos talentosa, todos dedicados a la calidad, detalle que ha sido parte de la cultura artesanal por muchos, muchos años. Es la generación más joven la que ha perfeccionado la química necesaria para desarrollar una línea de productos de cuero nunca antes hecha en Nicaragua.

Antes de regresar a su ciudad natal, Managua, Ricardo González vivió en en Venezuela y Estados Unidos, en donde se capacitó para luego venir a fundar la compañía de diseño MGA-LAB. Desde el año pasado ha estado trabajando con GAS para perfeccionar las versiones finales de su línea de bolsas para laptops. González ve las bolsas como un puente entre artesanía y tecnología, mientras los artesanos utilizan sus técnicas tradicionales para hacer los no tradicionales productos. También es una forma para que la gente que forja el cuero en Monimbó -y que ha elaborado productos como monturas, fajas, botas y sombreros que se han vendido en los mercados artesanales por años- amplíen sus conocimientos sobre el cuero y expandan su rango de productos.

La visión de González para la línea es construir una relación geo-cultural entre las dos comunidades, lanzando una página web para vender estas bolsas a nivel mundial. A diferencia de los productos estándares producidos masivamente y que carecen de personalidad, las bolsas de MGA-LAB están cargadas de autenticidad, en su moderno y funcional diseño y su tradicional atención a los detalles y elaboración. González quiere que todos los que usen las bolsas conozcan la historia detrás de ellas para que aprecien el trabajo y la habilidad que llevan consigo cada una de estas originales bolsas.

Como un tributo a los maravillosos e ingeniosos artesanos, quienes día a día ponen todo su esfuerzo y corazón en la realización de este producto, y como una muestra de aprecio por la contínua tradición de sus manos habilidosas, González decidió que el único nombre apropiado para la línea es el de su lugar de nacimiento: MONIMBÓ.

Leave a comment