Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate / search

Drama Queen

Por Flor Marenco

“¡Les quedan cinco minutos!”, grita uno de los organizadores. Las chicas se están preparando para su primer presentación en el escenario. Algunas medio vestidas, otras poniéndose más maquillaje y la mayoria de ellas con 2 ó 3 estilistas alrededor, terminando su trabajo. Tenazas, planchas de cabello, secadores. Todo parecía una escena sacada de Extreme Makeover.

Diez minutos después todas estaban listas, con palmas en las manos, alineadas detrás del telón esperando su momento para salir y hacer una presentación de baile caribeño. Mientras espero, noto en la pared una lista con los nombres de las participantes a Miss Carnaval 2009. Cada uno de los nombres tenía una marca de “presente”, menos la última en la lista. ¿Dónde está ella?, me pregunto. Mi pregunta fue rapidamente contestada al ver pasar frente a mí a una muchacha quitándose la ropa mientras corre hacia el camerino. Su madre se apresura detrás de ella tratando de ayudarle. Una de las coordinadoras saca a todo el mundo del cuarto y verbalmente regaña a la recién llegada. La reprimenda se podía escuchar a través de la puerta.

Como miembros de la audiencia, todo lo que vemos en un concurso de belleza es el glamour, felicidad y decepción en frente de nosotros. Detrás del escenario es otra realidad. Detrás de las cortinas veo estrés , nervios y emoción. Escucho comentarios y reclamos sobre objetos perdidos de manera sospechosa. Estilistas, madres y organizadores se mueven por todo el lugar como hormigas tomando Red Bull; la escena se vuelve un caos cuando las chicas se mueven entre cambios de vestuario.

“¡Traje de Fantasía!”, anuncia otro organizador. Es la parte de la competencia donde todas las 15 participantes son transformadas por los diseñadores en grandiosas ninfas llenas de esplendor. Los atuendos son complejos en diseño, con grandes estructuras de alambre, rellenos con plumas y decoración. A pesar de estos incómodos y pesados disfraces y los tacones extremadamente altos que estas chicas llevan, a la hora de su presentación sus caras lucen como una máscara de felicidad.

Traje de Noche es el último cambio de vestuario. Después de esto, las seis finalistas serán elegidas. Las participantes pasan al escenario, hacen su procesión y se colocan lado a lado. El momento de la primera eliminatoria llegó. La atmósfera está pesada, hay tensión en el aire. Mirando las caras de estas chicas en el escenario veo emociones variadas, desde anticipación y seguridad hasta nerviosismo y miedo.

Mi mente vuela tratando de imaginar lo que las chicas están pensando. Algunas se miran un poco inseguras como si supieran que no van a quedar seleccionadas. Otras parecen estar fingiendo su sonrisa, mientras otras revelan una seguridad suprema.

Finalmente la decisión de los jueces… Nueve participantes se quedan en su lugar, tratando de permanecer erguidas a pesar de su decepción, mientras que las seis finalistas se mueven hacia el frente del escenario, llenas de emoción y esperanza. Todas las chicas se van detrás del escenario mientras se hace un breve receso antes de la decisión final.

Detrás del telón hay lágrimas. Una de las chicas está tan feliz que no puede evitar dejar rodar unas lágrimas sobre su mejillas. Mientras otra está haciendo lo posible por mantener la compostura. Es surrealista ver tanta felicidad y decepción, todo en un sólo cuarto.

Después de todo lo que nos ha llevado hasta este momento, de todas estas bonitas participantes, una está a punto de marcharse feliz. La audiencia esta eufórica, diferentes grupos apoyando a su candidata, sonando tambores, pitoretas, moviendo pancartas y hasta haciendo porras a través de un altavoz. La decisión de los jueces es oficial. Para la decepción del resto de chicas y para la alegría de su barra animadora, Miss Carnaval 2009 es…

Leave a comment