Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate / search

Por un Puñado de Pesos Ep. III

El Gringo Pinche: Por un Puñado de Pesos
Aventuras en Managua comiendo por C$50 pesos o menos.

Ep III: Iluminación espiritual y una buena comida por menos de C$50 córdobas?

¿Cuál es el significado del almuerzo? Tenía que averiguarlo. Pero siendo un gringo pinche (y un ‘pinche gringo’), no había manera de que gastara más de C$50 córdobas averiguándolo.

Como si hubiera sido impulsado por una fuerza mística, terminé haciendo un viaje espiritual del hambre en Licuados Ananda Restaurante Vegeteriano.

Mientras cruzaba la puerta para entrar al lugar, fui recibido por el propio fundador del restaurante, el gran maestro y filósofo Swami Guru Devanand Saraswati Ji Maharaj.

Él se presenta y después de varios intentos por decir su nombre correctamente, sonríe y dice: “Sólo decime Gran Swami, asi me llaman todos”.

Me dice que me estaba esperando.

“Pero ni siquiera sabía que iba a venir aquí a almorzar”, le respondo confundido.

El Gran Swami se ríe y me dice: “Todos los caminos que has tomado te trajeron hasta acá, no pudo haber sido de otra manera.”

“Broder, tengo hambre”, le repito.

“Por acá, hijo mío”, me dice el Gran Swami mientras me conduce hacia adentro.

Me lleva a un buffet lleno de comidas coloridas de todos los tipos y texturas. El olor es delicioso.

“Y aquí todo es vegetariano, verdad?, pregunto.

“Así es”, me dice. “Mirá, hay ciertas comidas que son puras, naturales y frescas. Fomentan pensamientos y acciones positivas”.

“Hmm, creo que no como mucho de esas”, respondo.

“No, no creo que lo hagás. El queso frito, el pollo frito y Extra Light con jugo de naranja, no cuentan”.

“¿Aunque el jugo esté recién exprimido?” pregunto.

“Gringo por favor”, dice el Swami como menospreciando mi respuesta. “Esas comidas estimulan emociones violentas como la pasión descontrolada, las adicciones, la ira, la insubordinación y el desasosiego”.

“¿Y eso es malo?” pregunto.

El Swami ve hacia arriba como empezando a sofocarse y decepcionarse con mis respuestas.

“Mirá, te recomiendo el plato del día, cuesta C$45 córdobas, es perfecto para tu presupuesto y te dará todas las herramientas necesarias para tu viaje”.

“Pues, ¡contá conmigo Swami!” le digo, recordando mi hambre atroz.

La muchacha que estaba detrás del mostrador nos sirve dos platos super nutritivos: arroz integral, tortas de soya, ensalada, fruta de pan en una salsa de tomates, y vegetales tostados, freídos con un saludable aceite de oliva. Estoy más que impresionado.

“Tengo que decirte un secreto”, dice el Swami emocionado mientras toma su plato y me queda viendo con una sonrisa pícara.

“Claro, broder” le digo.

“Las frutas y vegetales que tienen forma como la de los órganos humanos, por la Ley de la Harmonía, activan de manera directa e increíble, las funciones de las partes del cuerpo a las que se parecen”, me dijo con los ojos bien abiertos.

“Bueno…” asiento con la cabeza.

Y entonces se emociona mucho más.

“¡Por eso es que el repollo es muy bueno para el buen funcionamiento de tu cerebro! ¡Por eso es que la uva, tan delicada, tan sublime, nos ayuda a mantener la vista! Y la cebolla… Jajaja”, se ríe para sí mismo. “¿Qué pensás de ella? ¿De la cebolla? ¿Hmmmm?”

Meneo mi cabeza, “¿No sé?”

“¡Pues, activa la escencia pura de tu energía testicular!” Su voz retumba por todo el restaurante con una carcajada.

“¡Oe, que fiera! Esa iba a ser mi tercera respuesta”, respondo.

“¡Ahora dejen que nos ríamos pensando en las otras comparaciones que podemos hacer!” dice el Swami mientras le cierra el ojo a la otra muchacha que estaba detrás del mostrador lavando unos zucchinis. Ella se ríe.

“Más cebolla por favor”, le pido a la mesera.

El Swami asiente con la cabeza.

Llegamos al final del buffet y el Swami pide un Tuti Fruti, de la variada lista de jugos de Ananda. Se miraba riquísimo, una taza enorme llena de trozos de fruta y jugo pero vale C$20 pesos y está fuera de mi pinche presupuesto.

El Swami ve que me quedo viendo fijamente su bebida refrescante y me regaña: “La envidia es el primer paso hacia el camino de la maldad… pero no te preocupés, te doy un sorbo del mío”.

Lo saludé con el puño y nos fuimos a sentar a una mesa a la par del jardín.

Mientras comíamos, lo único mejor que la comida era la conversación. Hablamos de todo, desde acicalarse la barba, los conductores locos de Managua hasta si Tupac es mejor que Biggie.

Yo sostengo que Biggie es definitivamente el mejor rapero por sus letras, metáforas y dinámica, sin embargo, el Swami se opone diciendo que Tupac es mejor por su larga carrera y aunque Biggie pueda escribir mejores letras, Tupac rapeaba con más crudeza, hablaba con el corazón y era una figura cultural más importante. Ambos sentíamos que cada quién tenía puntos bastante válidos, pero el final de la conversación simplemente estabamos de acuerdo en estar en desacuerdo.

Después de comer, caminé con el Swami hasta el jardín de Ananda. El Gran Swami me invitó a sentarme para meditar y liberar la mente de todo aquello que me molestara.

Mientras estaba sentado y me dejaba llevar, el Swami se paró justo detrás de mi con su mano sobre mi hombro, cantando suavemente. Mi mente quedó en blanco, en el limbo, aunque nunca me había sentido tan despierto.

De repente, estoy de regreso. Miro a mi alrededor pero el Swami no está por ningún lado.

Lo llamo pero no hay ninguna respuesta. Quedo viendo a varios clientes, buscándolo. Me voy hacia la caja para pagar y le pregunto al hombre que está detrás del mostrador si sabe a dónde se fue el Swami Guru Devanand.

El hombre se ve confundido y me señala el cuadro del Swami que está colgado en la pared.

“No, me refiero a dónde está ahorita”, le pregunto. “Estábamos almorzando juntos y quería agradecerle por sus sabios y amables consejos antes de irme”.

El hombre se río y me quedó viendo un tanto desconcertado. “Debe estar confundido, señor. El Swami Guru Devanand se murió hace 15 años”, me respondió.

“Pero… yo acabo de…” tartamudeo, incapaz de asimilar lo que me acababan de decir.

“Son C$45 córdobas,” dice el hombre.

“Si, claro”, le digo mientras le doy el dinero para irme del lugar.

Mientras salía, miré por última vez la foto del Swami, quien parecía que me quedaba viendo y por un instante -se los juro-, lo ví cerrarme un ojo.

Sin duda, Licuados Ananda recibe mis más alta calificación. Cada vez que pueda comer barato, saludable y mejorar mi fortaleza testicular por menos de C$50 córdobas, le daré 5 de 5 puños. La comida es fesca, colorida y sin lugar a dudas, deliciosa, seas vegetariano o no.

- GP
(fotos por Flower)

Dirección: Restaurante Ananda, esquina opuesta a Montoya. Reparto El Carmen. Managua
2228-4140

Comments

Oliver Best

you finally got Rolters that fit you! Nice!

Cindy

jajajajaja te pasas! good one! i’m really looking forward to meet this guy so i can get some of his wisdom!! :D

Cecilia

Clase pega pinche gringo… o gringo pinche?

AlexZander Scott

It’s gringo pinche, pinche gringo’s a mexican term that means something else.

My country is my credential.

Jonathan Jackson

I’m probably both, jaja, but point taken

Glen

El queso frito no deja de ser rico si XD

Enrique Hendrix

En Estelí también hay un Ananda…
Hay quienes no se animan a almorzar en Ananda porque prefieren disfrutar de los placeres de la carne…
Pero… los licuados son excelentes…
Yo recomiendo el Apio con Piña… Mmmm…. Exquisito!…
Salud!…

Chon

Fucking hilarious…..gringo please…….

Carlos

i recommend you to go eat breakfast there… some gallo pinto, crema, maduro y queso… or fruits.. or the american breakfast that have pancakes, fruits and a glass of milk with the fruits of your choice only for C$48
la ensalada de papa es rica tambien

Siu

well man, youre really right about Ananda and its fresh juices, salads and all the menu, but concerning your dialog with the Master Swami Guru Devanand Saraswati Ji Maharaj, Im sure you wrote this with respect, but you should know more about his teaching, so then you probably wont do this again with his image. Im sure you should be a good disciple of him.

Enjoy Ananda’s menu! Salud!

Leave a comment